Capítulo 6: La esfera oscura

C360_2014-10-27-22-43-56-575

‘Ahora será mejor que nos encarguemos de la esfera’ dijo el profesor dirigiéndose hacia la habitación donde se encontraba el artefacto, decidido a destruir ésa aberración del diablo. Al acercarse no pudo evitar pararse a mirarla. Allí estaba, resplandeciendo entre una danza de luces y sombras. Realmente era una visión preciosa, pero ya no tenía ese hipnótico poder, incluso parecía que su luz fuera más débil.

Se quedó observandola en silencio durante un instante, todas esas luces dando vueltas dentro de la bola negra creando un sensual movimiento del que los ojos no se desprendían. Cuando le pareció que ya la había admirado bastante hizo unos pasos en su dirección para observarla más de cerca.

‘Yo si fuera tú no haría eso’ sonó la voz femenina desde atrás de la estancia. Todos se giraron hacia ella encontrándose con una inesperada sorpresa, Evelin, la heroína de penetrante visión, sostenía en sus manos una pistola apuntandoles.

‘Apartaos poco a poco de la esfera, venga, todos a la derecha cómo niños buenos obedeciendo a mamá, y no mováis ni un pelo!’

Así que era eso, su as en la manga, quería la bola, deseaba la bola y por eso estaba allí.

Todos hicieron caso mientras la observaban acercarse a la esfera sin quitarles un ojo de encima. Ya casi la tenía, cuando se oyó un golpe seco. Pum. En el momento en que Evelin giró los ojos rápidamente hacia la esfera para poder cogerla, Pito aprovechó para disparar abriendo un agujero en el bolsillo de su amada cazadora con el arma que con acierto había decidido llevar.

Sabía que no se podía fiar de ella se dijo a si mismo, aunque en realidad ella había conseguido que se relajara.

C360_2014-10-23-10-12-13-166

El corazón del profesor hacia rato que volvía a latir con fuerza, demasiadas emociones en una noche, pero aún no eran suficientes, aún la providencia no había dicho la última palabra.

Sin darles tiempo a reaccionar vieron cómo una luz de color grisáceo salía del cuerpo del fiambre hasta crear una silueta borrosa que parecía una persona. El espíritu, oyó en su mente el profesor al tiempo que contemplaba cómo era absorbido por la oscuridad de la esfera. Aquello ya era demasiado. Acababan de presenciar la leyenda en sus pupilas. La esfera en acción.

Pito, a la contra, estava allí pero su mente se encontraba en otro lugar. Había acabado con la vida de la chica frente a la esfera y ahora sentía la llamada sedienta del cristal exigiéndole almas, era una emoción fuerte, incesante, repitiendose en su cabeza una y otra vez: tienes que conseguir más, consígueme más!

Entonces, alzó una obsesiva mirada hacia los compañeros que tenía a su lado. Tenía muy claro lo que había de hacer, tenía un revólver aún caliente en el bolsillo, en su mano derecha. Ahora alimentaría a la que era la nueva dueña de su alma, la serviría y protegería con su vida.

Desde que había sonado el disparo, Gris se había quedado empanado mirando a su compañero, había traído un arma sin avisar y acabava de arrebatar la vida a una mujer, una persona, que probablemente no tenía intención de hacerles nada. En ese momento desconocía a su amigo, armado y con una muerte a sus espaldas. Le miró a los ojos y vio la mirada obsesiva de Pito clavada en la negra bola. La mano apretando el revólver en su bolsillo. Maldita esfera!

Entonces recordó lo que había leído sobre la esfera, su maldad, su peligro, ahora creía en ello, sus ojos acababan de atestiguarlo, vio cómo giraba su cabeza lentamente hacia donde se encontraba él, clavando su mirada cómo un cuchillo y supo que si no actuaba rápido eso acabaría muy mal.

Se abalanzó encima de la esfera con rapidez blandiendo el primer objeto contundente que encontró y puso toda su furia en la destrucción de ésa pesadilla. Le asestó un golpe de carrera con todas sus fuerzas y la esfera se desintegró en mil pedazos, al tiempo que recibía un balazo en la nalga del culo que le hizo bailar al ritmo del condemor.

Miró a Pito, se le veía relajado, ya no tenía los ojos locos y el profesor respiró aliviado. Pero habría ya terminado realmente todo?

C360_2014-08-21-07-51-09-249

Aún con la pregunta resonando dentro de su cráneo, alguna cosa empezó a moverse de debajo los escombros de lo que quedaba de la esfera, junto a sus pies. El profesor se apartó sobresaltado y de allí empezaron a salir, cómo si de un banco de peces se tratara, una comunión de pequeñas almas que iban cogiendo tamaño en su camino más allá de las paredes de ese tenebroso lugar.

Algunas almas se quedaron allí desvaneciéndose ante sus ojos, quizás pertenecían en ese sitio, quizás habían encontrado el final de su corpóreo destino entre esas habitaciones…pero hubo dos almas que no desaparecieron. Plantadas enfrente los tres compañeros de aventuras una de ellas era Evelin, que miró a los presentes, vio su cuerpo yaciendo en la moqueta y invadida por la incomprensión y el horror desapareció entre los muros de su condena.

El otro espectro parecía ser un hombre mayor, canoso, con la espalda un poco curvada y de bastante estatura aunque no complexión. Llevaba lo que parecía un uniforme de mayordomo, les miró con indiferencia y fue a sentarse en una cómoda butaca que parecía el lugar preferido del dueño de la casa. De allí no se movió cómo mínimo durante una hora, sin decir nada, quizás los espíritus no hablaban. Éste ni les miraba ni se movía.

Estaban ya a punto de desistir de tal observación cuando se levantó lentamente dirección a la chimenea, hacía cómo que ponía leña al fuego. De repente se quedó parado con los ojos cómo dos naranjas y cayó al suelo.

Acababan de asistir a la recreación de su asesinato, alguien Le debía haber golpeado por detrás, seguramente en la cabeza y allí había acabado su caminar en la vida. Luego se esfumó cómo el humo por la chimenea.

Dóna la teva opinió

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s