Capítulo 1: El castillo de la Montaña

C360_2014-09-13-18-16-38-473

El castillo de la montaña hacía años que estaba abandonado. Lleno de polvo, triste y frío, se podía ver desde el pueblo entablando conversaciones con la soledad. De noche se percibía su silueta y si la observabas los días de luna llena, un escalofrío invadía tu cuerpo subiendo de los pies hasta la cabeza. Algo extraño invadía ese lugar. Por eso, cuando empezó a filtrarse por el pueblo que lo iban a derribar, todos se alegraron, fue unánime, nadie puso objeción alguna contra semejante aberración, por muy histórica que fuera. Continua llegint