Posesos del rock

Casi todo el grupo se encuentra ya preparado encima el escenario, el espectante público está cada vez más exaltado, saben que está a punto de empezar, sólo faltas tú, de repente estalla la euforia, suenan la primeras notas de tu guitarra, con impresionante melodía sales a escena, eres el mejor guitarrista de todos los tiempos y lo sabes, los críticos se rinden ante ti, la gente te adora, por más grande que sea el lugar del concierto siempre se queda pequeño, es todo una locura, así lo deseas. Continua llegint